Tarro de la calma

¡Huooooola! Ya casi estamos en Carnaval… ¿Tienes ganas? ¡Nosotros muchas! Y se me ha ocurrido esta actividad tan chuli donde vamos a crear nuestro propio bote de la calma. ¿Comenzamos?

Esquema.

  • EDAD: 2 – 6 años de edad.
  • MATERIAL: un recipiente de cristal o una botella de plástico, una jarra con agua, gomina para el pelo, colorante verde (o colorantes amarillo y azul), purpurina y algunos adornos más que quieras meter dentro, como bolitas de fieltro.
  • OBJETIVO: trabajar la coordinación, las emociones, los colores, y dar al niño una opción increíble para empezar a calmarse por sí mismo.
  • PROCESO: primero, prepara todo lo necesario en la mesa. Una vez listo, enseña a tu peque el objetivo de la actividad, crear un bote de la calma: echar primero la mitad de gel, luego la otra mitad de agua, después los colorantes y remover, luego la purpurina y los adornos y, por último, pegar la tapa del bote con una pistola de silicona (tienes un vídeo de Julen en mi cuenta de Instagram). Una vez explicado, deja que experimente por él mismo. 
  • ADAPTACIÓN: para niños pequeños, pueden hacerlo con ayuda de un adulto; y para niños mayores, pueden colaborar en la creación de la actividad.
  • EVALUACIÓN: si el niño no lo consigue, no se corrige, se deja para otro día. Y, una vez conseguido, se descarta la actividad o se modifica.

¡A Julen le ha flipado muchísimo! Le ha encantado ver la conversión del amarillo y azul en verde. Además, hemos practicado qué hacer con el bote de la calma cuando estamos enfadados y le sale genial. A ver cuando vaya en serio.. jaja.

actividad tarro de la calma

Y hasta aquí este post. Espero que te guste tanto como a mí y, si la pones en práctica, me encantaría saber tu opinión y experiencia. Puedes escribirme aquí o en mi perfil de Instagram. 

¡Por cierto! Te invito a que descubras la última actividad de VOLCÁN DE AMORAQUÍ

Un beso grande y ¡hasta la próxima! 

🌱

Deja un comentario

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0